B
Tanmateix sembla
que en nosaltres perdura
i recomença el món
o el poble: tot és u.
De dues cambres n'hem fet una
i estrenarem vaixella i cobrellits.
Caldrà que fem un nou aprenentatge
perquè algun dia arribarem a servir-nos
d'un sol mirall
i d'un sol gest
i d'una sola veu
i puguem ser feliços.

MIQUEL MARTÍ POL
JOAQUIM TRENCHS * psicologia i psicoanàlisi
D
Discretament, però amb aquella força
que no se sap ben bé d'on procedeix,
vull deixar dit allò que dic, les coses
elementals i clares que em commouen:

Uns sentiments, uns anhels, uns neguits,
el fer i desfer senzill de cada dia.

Puc afirmar que sóc feliç en fer-ho,
Intensament feliç moltes vegades.
Vull deixar dit allò que dic i prou.
Més endavant ja diré altres coses.

Capfoguer 1977-1978
Miquel Martí i Pol
JOAQUIM TRENCHS * psicologia i psicoanàlisi
I
XI CONGRESO de la FUNDACIÓN EUROPEA PARA EL PSICOANÁLISIS

BARCELONA - 24, 25 y 26 de Marzo de 2017

EL SUJETO QUE SUFRE

Desafíos actuales para la clínica psicoanalítica y la clínica psiquiátrica


La Fundación fue creada para intentar responder a los problemas cruciales que enfrenta el psicoanálisis en nuestros días, tanto desde un punto de vista ético como político, y activar las posibles actuaciones de los psicoanalistas de un modo transversal, más allá de la pertenencia institucional o no, de cada cual.

En francés, "le sujet en souffrance" quiere decir a la vez, el sujeto que sufre y el sujeto a la espera. Sufre justamente porque aún no ha podido realizarse efectivamente, a causa de un goce que lo retiene estancado. No obstante, insiste repetitivamente mediante su síntoma, para que alguien lo escuche verdaderamente.

La biomedicalización de la atención psiquiátrica, es decir, los manuales clasificatorios que multiplican los diagnósticos, sin remitirlos a la estructura que determina los síntomas bajo el presupuesto de que los "trastornos" se deberían a problemas de la bioquímica cerebral, y por ende, políticas sanitarias que promueven el uso masivo de los psicofármacos a pesar de las investigaciones que ponen en entredicho su eficacia, tienden a forcluir la dimensión singular de cada sujeto, y por ende a impedir la escucha.


De esta forma, los psiquiatras, se ven en la posición de contener o controlar el malestar, sin poder atender aquello que está más allá de la demanda del sujeto, y sin el placer que experimentaban antaño los psiquiatras clásicos por la investigación científica que desarrollaban. De allí el malestar de los más lúcidos.

Los psicólogos que aplican las terapias cognitivo-conductuales también están cuestionando el uso masivo de psicofármacos, pero en la aplicación de su técnica se dirigen al sujeto psicológico, consciente, con el objetivo de readaptar su comportamiento, a pesar de que las neurociencias han establecido con claridad que la mayor parte de nuestra actividad psíquica es inconsciente.

No obstante, hay una diferencia fundamental entre el inconsciente cognitivo y lo inconsciente psicoanalítico. El inconsciente cognitivo, coincide a grandes rasgos con lo que Freud describía como preconsciente: aquello que podía ser consciente con un cierto esfuerzo de atención.

En cambio, lo inconsciente para el psicoanálisis es aquello reprimido, renegado o rechazado por el sujeto, justamente porque es inaceptable para su consciencia. El síntoma en este sentido, expresa la división misma del sujeto, que es el resultado de su incorporación al lenguaje. Incorporación traumática puesto que implica la pérdida de nuestro ser como vivientes, introduciendo en el ser hablante una carencia constituyente, de la que nada quiere saber.

El lenguaje nos humaniza, pero al mismo tiempo nos aliena a los significantes del Otro (la madre, el padre, la familia, etc.). Hay un saber que el sujeto no sabe, que le es ajeno, inconsciente, y que, no obstante, determina su deseo y sus modalidades de goce, afectando su propio cuerpo.

De allí que lo traumático rechazado, renegado o reprimido retorne en sus síntomas, esperando una escucha que haga posible que la verdad de la carencia sea reconocida -aunque sea en un medio-decir- y que el duelo pueda llevarse a cabo.

Esto requiere una orientación de la cura a la que el psicoanálisis puede aportar, porque implica que aquel que la dirige, se ubique paradojalmente, en el lugar de aquello que causa el deseo, en el lugar de la carencia, para que el sujeto sea el agente de su elaboración, y no el paciente de una terapia, ya sea aquella que cercena su palabra con el medicamento, o la que busca dirigir su conciencia y su acción.
El desafío para nuestras disciplinas, es ético y político a la vez. El sujeto que acude a nosotros con su síntoma, su sufrimiento y su dolor, requiere tiempo para efectuar el duelo no sólo de aquello que ha desencadenado en lo actual su malestar, sino de lo que el conflicto o la pérdida en el presente, evoca de su traumatismo constituyente.

El tiempo, debido al discurso capitalista en el que nos movemos, es aquello que está siendo forcluido en la atención psiquiátrica y psicológica, en función de una supuesta eficacia. Y con ello, el sujeto, olvidando que, como decía Lacan, es el tiempo.
C
La manera com ens percebem i la relació amb el món que establim, és una construcció subjectiva que cadascú fa de sí mateix. Esdevé un text i patró de funcionament, no sempre conscient, matriu de la l'estructura psíquica de la persona.
En aquesta construcció identitària, diversos són els elements que hi contribueixen. La necessitat de donar forma i relat al desig que ha possibilitat la nostra existència, implica un procés no exempt de conflictivitat.
L'Amor ens permet fer les primeres passes, però la carència simbòlica original, ens empeny a elaborar diferents recursos psíquics.
Intentem respondre amb el nostre Jo, a l'antagonisme que es presentifica entre les pulsions_ la força constant lligada a la dimensió orgànica_ i la necessitat d'adaptar-se al món de la realitat, sota el condicionament de determinades influències de l'ambient familiar i social, dimensió cultural.
Amb alguns d'aquests recursos psíquics del JO, oblidem, traslladem, desplacem, expulsem, substituïm, projectem, reculem, escindim, idealitzem, neguem, aïllem, anul·lem, ens identifiquem,... amb "quelcom" que ens permet "borrar" i/o "omplir" allò que ens fa pregunta, incertesa, buit, inseguretat,... esdevenint una manera de respondre i donar sortida, a quelcom d'insuportable.
En qualsevol cas però, Créixer i Humanitzar-se és confrontar-se amb aquest enigma original, per donar-li nous significats. Significa interpel·lar aquest "text" inscrit progressivament en la intimitat de nosaltres mateixos, fruit de les experiències viscudes i racionalitzades, i permetre "rellegir-lo" d'una manera serena, respectuosa, tranquil·la i realista, amb nosaltres mateixos i el món.
La possibilitat de canvi dependrà de les oportunitats que ens donem per copsar la matriu psíquica que marca la nostra subjectivitat.

Joaquim Trenchs
Publicat a la Revista Valors
*design urialsina
x
Actualiza ya tu navegador

O instala un navegador alternativo:

¿Por qué debo actualizar?

Las tecnologías usadas en las nuevas páginas web, poco a poco están dejando de brindar soporte a navegadores antiguos. La visualización de estos sitios con navegadores desactualizados no será óptima.

Un navegador actualizado se encuentra menos vulnerable en aspectos de seguridad frente a los ataques de phishing y publicidad no deseada.